Los usos del oro en la medicina

Desde su uso histórico en las culturas antiguas, el oro ha ido adquiriendo cada vez más importancia en muchos tratamientos médicos modernos. Y es que las afirmaciones sobre los beneficios del rey de los metales en la medicina se remontan a miles de años atrás. Muchas culturas antiguas, como la egipcia o la china, utilizaban preparados medicinales a base de oro para el tratamiento de algunas enfermedades. Los más pudientes incluso masticaban láminas de oro y aliñaban las comidas con polvo de este preciado material. El rey francés Luis XII, por ejemplo, llegó a beber gran cantidad de oro líquido para intentar cuidar su delicada salud.

 

Aplicaciones médicas actuales

No sabemos hasta qué punto esto pudo dar resultado al monarca, pero lo cierto es que la utilización de este metal como remedio no ha cesado en la actualidad.  Aparte del uso obvio de las aleaciones de oro en la odontología para la fabricación de prótesis y las restauraciones dentales, también hay una serie de aplicaciones directas en dispositivos médicos. Y, al igual que en las aplicaciones dentales, estas están relacionadas con la excelente biocompatibilidad del oro como material.

Este metal posee un alto grado de resistencia a la colonización de bacterias y es hipoalergénico. Por eso, entre las aplicaciones actuales, se encuentran los cables para marcapasos y los stents chapados en oro que se utilizan en el tratamiento de las enfermedades cardíacas. Además, gracias a sus propiedades, se considera un metal muy valioso en la microcirugía del oído.

El oro también se ha empleado históricamente en medicamentos para el tratamiento de una amplia gama de dolencias. Es lo que se conoce como crisoterapia, que ha demostrado ser efectiva en afecciones como la artritis reumatoide, por reducir la progresión del proceso inmune.

 

Un posible aliado contra el cáncer

En los últimos años las propiedades de los compuestos de oro han despertado interés como posibles agentes contra el cáncer. Recientemente, un grupo de investigadores ha encontrado la manera de hacer crecer nanopartículas de oro directamente dentro de las células cancerígenas en apenas treinta minutos, lo que puede ayudar a matar los tumores.

Hasta la fecha, nanoestrellas de oro, nanotubos y otras estructuras de nanopartículas habían sido enviados a la batalla contra el cáncer, pero uno de los principales obstáculos era conseguir meter el material dentro de los tumores. En esta nueva investigación, publicada en la prestigiosa revista científica 'Nature Communications', los científicos han encontrado una forma de hacer crecer el oro directamente dentro de las células cancerosas. Se trata de un pequeño pero importante paso que, en un futuro no muy lejano, podría ayudar a tratar una de las enfermedades más mortíferas del siglo XXI.

 


El Proyecto minero de Salave, de EMC, es compatible con el entorno, y no afectará a la calidad de las aguas

 

  • La compañía española EMC asegura que su propuesta elimina cualquier impacto o vertido sobre los cauces o aguas superficiales.
  • Para ello, propone la construcción de un emisario submarino alejado de la costa y a 17 m de profundidad que dirigirá las aguas del subsuelo hacía el mar, siempre en condiciones de calidad supervisadas y dentro de los márgenes legales.
  • El proyecto contempla un plan de control que medirá la calidad del agua tanto a la entrada como a la salida del emisario, bajo condiciones tuteladas y controladas por la propia administración.

Tapia de Casariego, 19 de noviembre del 2021.- La compañía española Exploraciones Mineras del Cantábrico (EMC), cuyo proyecto de extracción de oro de Salave está sometido a valoración de impacto medioambiental, recuerda que el plan propuesto no supone ningún riesgo de contaminación del medio acuático y, por tanto, es perfectamente compatible con otras actividades económicas que ya se desarrollan en Tapia y su entorno, como la pesca, la ganadería, la agricultura o el turismo.

Desde EMC plantean un proyecto innovador y respetuoso con el medio ambiente que presta especial atención a la gestión de aguas con la construcción de un emisario submarino que proteja los cauces terrestres y los ecosistemas asociados en sus desembocaduras, evitando vertidos de agua que pudieran afectar a su limitada capacidad receptora. El emisario propuesto, de forma similar a otros ya existentes en la zona, discurrirá subterráneamente desde las instalaciones principales del proyecto hasta su punto de vertido en el mar, a 800 metros de la costa y 17 metros de profundidad.

Esta instalación servirá para desalojar todos los excedentes de agua natural inalterada del subsuelo de Salave. Es decir, actuará de forma totalmente respetuosa con el medio y los espacios protegidos incluidos en la Red Natura 2000 y, por supuesto, no supondrá ningún riesgo para la salubridad o la utilización del agua. La construcción del emisario se desarrollará por perforación subterránea, con el fin de limitar al máximo posibles afecciones temporales al fondo marino y la superficie terrestre durante esta etapa.

Vertido de aguas limpias

El proyecto de minería sostenible de EMC contempla la extracción de las aguas subterráneas por bombeo para conducirlas después a través del emisario propuesto. Esas aguas, reiteran desde la compañía, “serán naturales y limpias” y, aunque se someterán a todos los controles periódicos pertinentes, no necesitarán tratamiento alguno para su evacuación, ya que no estarán en contacto con las actividades que se desarrollen en la mina.

Por otro lado, el proyecto también contará con plantas de tratamiento para las aguas propias de las labores mineras de interior, con el objetivo de reutilizarlas en tareas propias de la mina. En cuanto a las aguas superficiales procedentes de la lluvia serán igualmente tratadas según convenga antes de su reutilización dentro de la mina.

Además, el proyecto contempla un plan de control que medirá la calidad del agua tanto a la entrada como a la salida del emisario. Esta información estará abierta a la Administración, que tendrá la oportunidad de comprobarlo y realizar todas las comprobaciones que considere oportunas.

Sobre EMC

Exploraciones Mineras del Cantábrico (EMC) es una compañía española, gestionada por un equipo de expertos profesionales españoles que, desde hace más de 30 años, dedican su actividad a la investigación, exploración y desarrollo de activos mineros de interés público, principalmente en España. Actualmente, centra su actividad en el yacimiento de oro de Salave (Asturias) y está comprometida en garantizar que cualquier propuesta de desarrollo se haga de manera ambientalmente responsable e incorporando las tecnologías más modernas y reconocidas. EMC es el actual propietario del 100% de los derechos mineros de explotación del yacimiento de Salave.


El Ilustre Colegio Oficial de Geólogos de Asturias respalda el Proyecto Salave

 

  • Tras una reunión con la empresa en la que, tal y como señalan desde el ICOG, hubo “una activa participación de los representantes colegiales, quienes plantearon cuestiones relevantes”, valoraron de interés “la puesta en marcha de esta iniciativa que podría suponer la creación de más de 180 empleos directos.”.
  • Destacan su “apuesta por la modernidad de la tecnología a poner en marcha, la consideración por el medio ambiente y la diversificación económica, que supondrá una reactivación para el Occidente de Asturias”.

Tapia de Casariego, 3 de noviembre del 2021.- La compañía española Exploraciones Mineras del Cantábrico (EMC), cuyo proyecto de extracción de oro de Salave está sometido a impacto medioambiental, sigue sumando apoyos por parte del sector minero de Asturias. El Ilustre Colegio Oficial de Geólogos de Asturias (ICOG) apoya el proyecto de extracción de oro de Salave, tras una reunión con la empresa, en la que hubo una “activa participación de los representantes colegiales, quienes plantearon cuestiones relevantes en determinados aspectos sobre la información expuesta”, señalan desde el ICOG. Así, respaldan una iniciativa “que podría suponer la creación de más de 180 empleos directos”, apuntan.

“El proyecto cuenta con una inversión superior a los cien millones de euros. Apuesta por la modernidad de la tecnología a poner en marcha, la consideración por el medio ambiente y la diversificación económica, que supondrá una reactivación para el Occidente de Asturias. Del planteamiento expuesto se infiere el interés por conseguir el desarrollo de una minería sostenible” añaden desde el ICOG.

Así lo han defendido tras la reunión, por parte del Presidente y varios miembros de su Directiva, así como de representantes de la Delegación asturiana de la ONG de Desarrollo Geólogos del Mundo, con el Director General de EMC, José Manuel Domínguez. En ella, se dio respuesta a todas las cuestiones planteadas, y se trasladaron todos los detalles del Proyecto Salave, que se pretende llevar a cabo en la comarca de Tapia de Casariego, para la explotación del actualmente considerado como el mayor yacimiento aurífero de Europa Occidental.

Este nuevo apoyo, por parte del ICOG, se suma al de la Escuela de Ingeniería de Minas, Energía y Materiales de la Universidad de Oviedo y el de los Colegios Oficiales de Ingenieros de minas del Noroeste de España y de Ingenieros Técnicos de Minas del Principado de Asturias. Además, el proyecto cuenta con el apoyo de los sindicatos SOMA-FITAG-UGT y USO, como hicieron público recientemente.

La compañía EMC, en línea con su estrategia de transparencia y colaboración con todos los agentes sociales, continúa impulsando las visitas a las diferentes instituciones para presentar el Proyecto Salave. Así, en las últimas semanas ha recibido apoyos del sector universitario, de colegios relacionados con el sector minero, y también del ámbito laboral. Todos ellos refuerzan el Proyecto Salave, que supone un impulso socioeconómico para la zona, generando entre 150 y 200 puestos de trabajo directos y más de 1.000 indirectos, y una inversión inicial de más de 100 millones de euros en la comarca de Tapia y en el occidente asturiano.